Publicado el

Cacao Nibs en tu Vida Diaria

Fuentes de probióticos naturales

Si has tenido problemas con la digestión, te enfermas muy seguido de gripe o sufres de alguna alergia seguro este artículo te va a interesar.

Los alimentos probióticos son idóneos para ayudar al organismo a prevenir distintas enfermedades e infecciones, mejoran el estado de nuestra flora intestinal y son muy útiles cuando estamos tomando antibióticos o cuando hemos sufrido de diarreas y problemas estomacales, además de que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

A continuación te presentamos los siguientes alimentos probióticos que resultan altamente recomendables para añadir a tu dieta habitual:

Cacao y chocolate amargo: Aunque parezca mentira, el chocolate negro cuenta con hasta 4 veces más cantidad de probióticos que los lácteos diarios que se ingieren. Además de que ayuda a reducir el colesterol, contiene altos niveles de antioxidantes y alivia el estrés gracias a la teobromina, que estimula el sistema nervioso central, es más suave que la cafeína, y su efecto es más prolongado, entre muchos otros beneficios.

Chucrut: Elaborado con col fermentada el popular chucrut no sólo es una rica fuente de microorganismos vivos beneficiosos, sino que también es perfecto para disminuir los síntomas de alergia.

Kéfir: Al igual que ocurre con el yogur, el kéfir es una perfecta combinación entre granos fermentados y leche (o agua), el cual es muy rico en antioxidantes.

Pepinos encurtidos: También conocidos como los famosos “pepinillos”, es un alimento rico en probióticos.

Sopa miso: Un alimento básico de Japón que no tiene que hervir para no perder sus enzimas vivos. Es una pasta salada de soja fermentada ideal para cuando haya mala digestión.

Los alimentos con probióticos arriba mencionados no son los únicos que podrás encontrar, ya que la lista de alimentos probióticos es más extensa de lo que imaginas (pudiendo mencionar el kimchi (plato típico asiático), tempeh (suplente del tofu y la carne), micro-algas, sopa de miso, quesos blancos, pan de masa madre e incluso los suplementos probióticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *